Al feliz papá le dio un vuelco el corazón cuando vio a la bruja entrar como una rata mugrienta en la habitación. Querida, no puedes seguir así. Salió de su escondite, se acercó a los pies de la torre, e imitando a la bruja gritó: La kilométrica trenza cayó junto a él y casi le golpea en la nariz. Yo te quiero con toda mi alma y siempre cuidaré de ti. ¡Menuda sorpresita se van a llevar! Érase una vez una mujer llamada Anna que vivía infeliz porque, tras varios años de matrimonio, no había cumplido su gran deseo de ser madre. Trabajó toda la jornada como de costumbre, y en cuanto anocheció repitió la hazaña de saltar al jardín de su vecina. No obstante, aquel canto lo había arrobado de tal modo, que todos los días iba al bosque a escucharlo. Durante unos segundos el príncipe no pudo articular palabra, encandilado por la belleza de la joven. Pensé que te había aislado de todo el mundo, y, sin embargo, me has engañado.” Y, furiosa, cogió las hermosas trenzas de Verdezuela, les dio unas vueltas alrededor de su mano izquierda y, empujando unas tijeras con la derecha, zis, zas, en un abrir y cerrar de ojos cerrar de ojos se las cortó, y tiró al suelo la espléndida cabellera. ¡Chitón! Hallándose una vez oculto detrás de un árbol, vio que se acercaba la hechicera, y la oyó que gritaba, dirigiéndose a o alto: Verdezuela soltó sus trenzas, y la bruja se encaramó a lo alto de la torre.

Donner le lamió la mano para demostrarle cariño, para que supiera que no le dejaría solo. Entonces, enrollaba la escalera y la escondía bajo la cama.

Soñar con alguien que no conozco | ¿Qué significa? Parece una mujer… ¡y de fondo suena un arpa! Al cabo de los años, un joven príncipe la escuchó cantar y se enamoró de ella. Su querido esposo Robert, que la amaba con locura, estaba realmente preocupado por su salud y se sintió en la obligación de darle un toque de atención. ¡Tenemos que irnos de este horrible lugar antes de que esa peligrosa bruja nos descubra! Tragándose todos los miedos, le susurró: El bueno de Robert aguardó pacientemente a que asomara la luna para salir al patio trasero y llegar hasta  el muro. ¡¿Qué va a ser de mí?! Y así lo hizo, al anochecer. Se quedaron mirando como dos tortolitos y ambos se dieron cuenta de que habían caído en las redes del amor. Un día el príncipe, hijo del Rey, escucha a Rapunzel cantando en la torre, busca una puerta, pero, sin encontrar ninguna forma de entrar, decide quedarse a la espera. ¡Se lo imploro, no lo haga, no me deje aquí solita!

¡Qué simpático eres, caballito! ¿Eres de los curiosos que quieren saberlo todo acerca del origen de las historias, leyendas y cuentos clásicos? Aquí es donde la historia da el giro definitivo que la aleja de sus posteriores versiones. Save my name, email, and website in this browser for the next time I comment.

Gothel me dejó caer desde lo alto de la torre y el golpe en la cabeza me dejó ciego. La bruja nunca sospechó que Rapunzel había tramado un plan para escaparse con el príncipe, y gracias a eso la muchacha pudo terminar la escalera en el tiempo previsto. El príncipe, al descubrir que la bruja ha apartado de su lado a Rapunzel para siempre, cae de la torre sobre unos setos de espinos, con la mala suerte de quedar ciego a causa de sus afiladas púas.

Una mañana, un caballero escuchó la voz de la hermosa muchacha y curioso se acercó encontrándola en lo alto de la torre, peinando su larga melena. c/ Ramal, 48 Ésta se preparó enseguida una ensalada y se la comió muy a gusto; y tanto le y tanto le gustaron, que, al día siguiente, su afán era tres veces más intenso. Ya nada nos falta, Alexander. ¡No te muevas, Donner, no quiero que nos descubran!

¡A callar, niñata! Siguiendo el eco de la voz, el animal llegó a un riachuelo. Hoy dejaré atrás esta cárcel para comenzar una nueva vida con Alexander.

Necesitas descansar.

Pero apenas había puesto los pies en el suelo, tuvo un terrible sobresalto, pues vio surgir ante sí la bruja. ¡Alexander!…No me lo puedo creer… ¡Alexander! Todo empezó cuando Gothel cambió el horario de visita y apareció por sorpresa cuando Rapunzel estaba terminando de desayunar. ¡¿Qué príncipe? Esta era la vida de la bella Rapunzel hasta que, una tarde de primavera, el apuesto  príncipe Alexander salió a pasear, y sin darse cuenta se adentró en lo más profundo del bosque a lomos de Donner, su inseparable corcel. ¡Todos los muchachos de la comarca suspiraban por su amor! Contacto ¡¿Qué hace usted aquí? Escondámonos tras esos matorrales. Y fue tan despiadada, que condujo a la pobre Verdezuela a un lugar desierto, condenándola a una vida de desolación y miseria.El mismo día en que se había llevado a la muchacha, la bruja ató las trenzas cortadas al gancho de la ventana, y cuando se presentó el príncipe y dijo: la bruja las soltó, y por ellas subió el hijo del Rey.

Donación a EsPoesía | Colaborar con la cultura. Todas estas versiones del cuento original son bastante similares y todas ellas son menos amables e infantiles que las que se han escrito posteriormente. -¡Hola!

España. El hijo del rey tardó varias horas en recuperar el conocimiento. El príncipe sintió una punzada en el alma ante semejante injusticia. Rapunzel, mi vida… ¡dime que no estoy soñando! Para ello, envió decenas de emisarios por todos los rincones del país, con un único objetivo: localizar a aquella pareja a la que, tantos años atrás, la malvada bruja Gothel había arrebatado a su bebé. ¡Ay, esta mujer debe comer muchísimo porque pesa bastante más que mi príncipe! Nos queda un largo trecho hasta el destino final. El poeta napolitano Giambattista Basile la recopiló junto a otros cuentos populares en un libro llamado Pentamerón bajo el nombre de Petrosinella, y se publicó tras su muerte entre 1634 y 1636.

[3] Trama. Para leer en dispositivos con pantallas más pequeñas, se recomienda descargar el texto en alguno de los otros formatos disponibles. Inicio , nudo y desenlace del cuento rapunzel Ver respuesta CLeon21 CLeon21 Esta historia trata de una linda parejita que lo único que deseaban era . https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Rapunzel&oldid=130141544, Wikipedia:Artículos con identificadores LCCN, Licencia Creative Commons Atribución Compartir Igual 3.0. ¡Tus lágrimas me han curado! Margaret Hunt, traducción al inglés, ed. Búscala, Donner, confío en ti. Es cierto que por mi cargo tengo una vida privilegiada y me engalano con sedas y encajes, pero en el fondo soy como los demás chicos de mi edad: me gusta la buena música, montar a caballo, conversar con amigos… ¡Por favor, no te sientas mal ante mí, no hay razón para ello! ¡Esa cucaracha con corona se va a enterar de quién soy yo! que pudieron tener tan anhelado hijo. En plena explosión de alegría, la muchacha notó algo extraño en la mirada del hijo del rey. Sin tu ayuda y tus cuidados este sueño habría sido imposible de realizar. Pensaré en ti toda la noche. Te extrañará que venga a verte tan temprano. Usted siempre viene por las tardes, antes de la puesta de sol. Durante semanas, amo y caballo deambularon por el bosque más grande del reino. "¿Cómo te atreves," díjole ésta con mirada iracunda, "a entrar cual un ladrón en mi jardín y robarme las verdezuelas? Toma las agujas y el ovillo. Tú yo vamos a llevarnos muy bien.

Ésta se preparó enseguida una ensalada y se la comió muy a gusto; y tanto le y tanto le gustaron, que, al día siguiente, su afán era tres veces más intenso.

Caballito mío, me temo que nos hemos alejado demasiado y nadie sabe que estamos aquí.

Presa de la furia, la pérfida Gothel sacó unas tijeras de podar del bolsillo de su mandil, cogió la trenza de Rapunzel, y se la cortó sin piedad. Yo te ayudaré a escapar y vendrás conmigo a palacio.

Cuento original de Rapunzel Había una vez un hombre y una mujer que vivían solos y desconsolados por no tener hijos, hasta que, por fin, la mujer concibió la esperanza de que Dios Nuestro Señor se disponía a satisfacer su anhelo. El gallardo príncipe se apresuró a cogerla de las manos. ¡Qué satisfacción verte un poquito mejor! ¡Hala, a caminar se ha dicho! Cuando la visita terminaba, la bruja la utilizaba de nuevo para bajar como si de una cuerda se tratara, y se marchaba dejando a la muchacha en total soledad. Por más que abría los ojos, todo era negro como el carbón. A causa de la brutal caída me he quedado ciego, pero esto no me va a desanimar. Dos de sus lágrimas le humedecieron los ojos, y en el mismo momento se le aclararon, volviendo a ver como antes. ¡Menudo hallazgo!

Licenciada en Geografía e Historia. ¡Oh, gracias por no separarte de mi lado! A lo mejor está enferma y se ha quedado en casa. Ambos vuelven al reino del príncipe, donde le habían dado por muerto, pero es recibido con alegría junto a su «futura esposa» y sus hijos. A continuación, regresó a toda  velocidad al viejo torreón.

Supongo que son suficientes, así que ¡manos a la obra! Es cierto… ¡eres el príncipe heredero al trono! [1] En la colección de cuentos de los Hermanos Grimm, Rapunzel es el n.º 12. Como era de esperar, los encontró mirando embelesados a la chiquitina, que dormía plácidamente en su cuna de madera. Desde que naciste hemos vivido juntas en este pueblo de montaña, pero a partir de ahora permanecerás aislada del resto del mundo. El joven procuró no mover ni un pelo para concentrarse en el sonido. ¡Qué ilusión! La bruja se presentaba todas las tardes con una cesta llena de alimentos, y como la entrada estaba sellada, se colocaba a los pies de la torre y la llamaba a gritos: Rapunzel, siempre obediente, se asomaba a la ventana y dejaba caer su larguísima trenza rubia para que Gothel pudiera trepar por ella hasta la ventana. El príncipe quiso subir hasta ella y buscó la puerta de la torre, pero, no encontrando ninguna, se volvió a palacio.

Gothel  la apartó de un empujón y la pobre fue a caer sobre Robert, quedando ambos tirados en el suelo. La versión más famosa de Rapunzel es la que escribieron los Hermanos Grimm, incluida en su obra Cuentos de la infancia y del hogar que se ha traducido a más de 170 idiomas. ¿Vergüenza por qué?

Claro que no, majadero, esto es un trato. Antes de abandonar la torre, Alexander la besó en los labios con dulzura. Hay algo diferente en ti… ¿Qué sucede, cariño? Él, desesperado, cae de la torre sobre unos espinos que hay al pie de la misma, quedando ciego.

Escuché tu maravillosa voz y decidí que tenía que conocerte. Terminado el encuentro con la joven, bajó y se esfumó en la penumbra del bosque. Veamos, yo puedo bajar por tu trenza, pero, ¿cómo saldrás tú de aquí? You have entered an incorrect email address! De hecho, no es Rapunzel quien primero se percata de su preñez, ¡es la bruja!

El heredero al trono y su prometida fueron recibidos con enorme alegría por la familia real y todos los habitantes del reino. Todo esto es rarísimo… ¡Tiene que haber alguna manera de subir! El cuento de Rapunzel de los Hermanos Grimm, por ejemplo, era bastante más devastador de lo que nos ha vendido la industria cinematográfica pero ahora vas a conocer toda la verdad. Esta página se editó por última vez el 17 oct 2020 a las 14:31. Él le ruega piedad, y la bruja le da algunas campanillas para que se las lleve a su esposa con la condición de que el hijo que está esperando le sea entregado al momento de su nacimiento. Sabe que no podré sobrevivir en estas condiciones. Tiene usted toda la razón, no debí hacerlo, pero deje que me lleve algunas. La bruja, cargada con la cesta de comida, no tardó en aparecer. Pero pronto la malvada bruja descubrió la amistad de los muchachos y furiosa soltó un maleficio que dejó ciego al caballero, que tuvo que deambular durante mucho tiempo perdido por el bosque.

El bebé nace siendo una hermosa, dulce y rubia niña, la bruja aparece, le designa el nombre de la planta, Rapunzel, y se la lleva. ¡Así aprenderás a no morder la mano de quien te da de comer! ¿Crees que tendrás bastante lana? ¡¿Qué diablos está pasando aquí?!

En esta adaptación un ladronzuelo que huye de la justicia se esconde en una misteriosa torre donde se encuentra con Rapunzel y tras hacer un pacto, ambos viven locas aventuras con la compañía de un gracioso camaleón y un caballo. El caballero trepó por ella y llegó hasta la ventana donde Rapunzel quedó prendada del apuesto joven. Textos.info es un proyecto gratuito de promoción de la lectura.